Los esmaltes de uñas de colores claros son muy populares. A diferencia de los esmaltes oscuros, la aplicación de un esmalte claro a veces requiere más cuidado. De hecho, los colores claros pueden dejar entrever los más mínimos defectos de aplicación, pero sobre todo las anomalías a nivel de las uñas. Por lo tanto, para conseguir una manicura excelente con un esmalte semipermanente de color claro, hay que preparar cuidadosamente las uñas y asegurarse de la calidad del esmalte que se va a aplicar.

Cuidar las uñas

El cuidado de las uñas es un paso importante, si no crucial, si quieres aplicar un esmalte de color claro. Los defectos de las uñas, como las roturas, son mucho más visibles y difíciles de cubrir.

Limar las uñas

La lima es una herramienta indispensable en la manicura, tanto para uso profesional como personal. Limar las uñas es una preparación que nunca debe tomarse a la ligera. Ayuda a igualar los contornos de la uña y a darle la forma deseada. Para este paso, lo ideal es utilizar una lima de cartón, ya que las limas de acero pueden dañar la calidad de las uñas. La mejor técnica es empezar por los lados y terminar en el centro. Hazlo continuamente y en una sola dirección. Para evitar que las uñas se rompan y se dañen, evita el movimiento de vaivén. Esto asegurará que las uñas estén perfectamente limadas y listas para recibir el esmalte.

Empujar las cutículas hacia atrás

Las cutículas tienen una función protectora. Estas pequeñas pieles están destinadas a prevenir las diversas infecciones que perjudican la salud de las uñas. Por eso hay que evitar cortarlas.  Es importante saber que si se cortan las cutículas, las bacterias del aire pueden entrar fácilmente.

Sin embargo, las cutículas pueden arruinar tu manicura si no se tratan adecuadamente. Por lo tanto, vale la pena empujarlas hacia atrás para dar a las uñas un aspecto más atractivo. Para evitar el dolor, considera ablandar las cutículas antes de empujarlas hacia atrás. Hay varios productos en el mercado. También puedes mojar los dedos en agua antes de empujarlos hacia atrás…

Elegir un esmalte de uñas de calidad

Elegir un esmalte de uñas no es una tarea fácil. La amplia gama de opciones y marcas disponibles en el mercado no facilita la tarea. Para que la manicura sea un éxito, elige un esmalte de calidad que no sea ni demasiado espeso ni demasiado líquido para que el resultado sea bien opaco. La mayor destreza en la aplicación tiene poco valor cuando se trata de un esmalte de uñas de mala calidad.

Para conseguir una bonita manicura con colores claros, aproveche nuestros numerosos tonos.

Pulir bien la superficie de la uña

Un esmalte de uñas de color claro puede necesitar varias capas para quedar más o menos cubierto. Por ello, la preparación de la uña es de gran importancia. Se recomienda pulir la superficie de las uñas si se opta por un esmalte transparente. Para un acabado impecable, la superficie debe ser adecuada para la situación.

Para un pulido perfecto y una superficie lisa, utiliza un bloque de pulido. No te arriesgues a pulir tus uñas con un objeto inadecuado. Puedes utilizar un bloque pulidor, que es la herramienta perfecta para alisar la superficie de la lengüeta y hacerla uniforme. Tenga cuidado de utilizar la parte gris para pulir y no la parte negra para limar.

Rate this post